3.12.1-11: La captura del valor de la tierra: la Tierra Rural y la Agricultura

Módulo 3, Sección 12.1-11

La captura del valor de la tierra: la Tierra Rural y la Agricultura

12.1 En el módulo uno vimos que la propiedad y control de la tierra está muy concentrada en la mayoría de los países del mundo. Oímos los gritos y las demandas de derechos a la tierra y acceso a la tierra de los sin tierra de Brasil y otros. Grandes presas, la desviación de agua de los ríos y otros grandes proyectos de infraestructura son a menudo instigados por los mismos pocos que son dueños de una gran parte de la tierra y se beneficiarán aún más cuando el valor de sus tierras aumentan. Por esta razón este tipo de colocación de infraestructura, promocionado como “proyectos de desarrollo,” tan a menudo logra poco o nada para mejorar la vida de los pobres.

12.2 Así como la intención declarada de la tierra “mejora” se usó como lo racional (la razón) para la privatización masiva de tierras por unos pocos durante el período de los encierros (como se describe en el Módulo 1), así que hoy esta forma de "desarrollo" es presentado falsamente como una forma de mejorar las condiciones de vida a pesar de que las tierras de los pueblos se inundan y las personas son desalojadas para dar paso a estos grandes proyectos.

 

“Usan la palabra desarrollo como pretexto para desalojarnos.”
-Phal Sithol, Concejal Comunitario, Camboya

 

12.3 Los proyectos energéticos y otras infraestructuras a una escala inadecuada y demasiada grande presentan problemas de la democracia y una cuestión de justicia económica. Es un tema de la democracia, porque estas infraestructuras impactan la vida de muchas personas que legítimamente deben ser incluidas en la toma de decisiones. Es una cuestión de justicia económica, porque los beneficiados de este tipo de desarrollo o infraestructura son generalmente los que ya han acumulado mucho más que su cuota justa de la riqueza.

12.4 Un ejemplo de cómo la captura del valor del suelo ha sido un instrumento valioso para la reforma agraria y una distribución más justa de la riqueza se puede encontrar en las grandes zonas rurales del centro de California. A principios de 1900 la mayor parte de la tierra en esta región era propiedad de sólo un puño de personas. La población de California sabía que el riego permitiría esos vastos territorios ser fértiles y productivos para la agricultura. Un legislador estatal que entendía la captura del valor a la tierra escribió un proyecto de ley que fue aprobada por el gobierno del estado que formaba los distritos locales de riego y los facultaba a emitir bonos para recaudar fondos para financiar la infraestructura de riego. Riego aumentaría enormemente el valor de estas tierras, por lo que los distritos también estaban autorizados a capturar el aumento de los valores de la tierra a fin de rembolsar los tenedores de bonos.

12.5 Estos son algunos de los beneficios de este enfoque de la financiación de la infraestructura cuales fueron bien documentados:

  • Los grandes terratenientes, quienes se les obligaba legalmente realizar pagos a los distritos de riego por la plusvalía a sus tierras, pusieron gran parte de sus tierras a la venta.
  • Los de escasos recursos que querían las tierras para la agricultura se les hizo posible comprar un terreno, porque estaba disponible a precios que podían pagar. La captura del valor de la tierra había instigado una reforma agraria ordenada.
  • Estos agricultores utilizaban la tierra irrigada y consecuentemente fértil de una manera eficiente y productiva proveyendo cantidades sustanciales de alimentos para el mercado y seguros económica para las familias campesinas.
  • Se formó una economía local diversificada porque otras formas de empresas surgieron para suministrar una variedad de bienes y servicios.
  • A medida que la economía continuó mejorando y diversificando en los siguientes años, se desarrollaron comunidades y pueblos que obtuvieron altos resultados en indicadores de calidad de vida cuidadosamente elaborado por los sociólogos y otros investigadores.

 

12.6 Estudios en varios países sobre el impacto de la captura del valor del suelo implementado en las zonas rurales han demostrado estos beneficios generales:

  1. El impuesto leve a los valores territoriales favorece a las grandes operaciones de cultivo que no son necesariamente los más eficaces, mientras que tazas altas de captura del valor a la tierra apremia a los agricultores que son más capaces y productivos.
  2. La captura del valor de la tierra frena la especulación y el acaparamiento, manteniendo así la tierra a precio asequible para los agricultores de nivel de entrada.
  3. Reduciendo o eliminando el impuesto al trabajo productivo y las actividades agrícolas aumenta su capacidad de ahorro que les permite comprar sus propios equipos y materiales.
  4. Mediante la promoción de un enfoque ordenado a la reforma agraria, la captura del valor de la tierra fomenta ocupación por el propietario en lugar de la propiedad absentista de la tierra.
  5. Las economías rurales se fortalecen por la inversión de los fondos públicos resultantes de la captura del valor a la tierra en educación, agua potable y saneamiento y otras infraestructuras públicas necesarias.
  6. Al aprovechar los incentivos productivos en forma equitativa y eficiente, la captura del valor a la tierra estimula el desarrollo de una economía rural sana y diversificada.
  7. Cuando las personas que viven en zonas rurales experimentan mejoras significativas en sus vidas tienen menos interés y necesidad de trasladarse a las ciudades.
  8. Si menos gente compite por puestos de trabajo y lugares para vivir limitados en las zonas urbanas, los salarios se pueden mantener a un nivel superior.
  9. A la vez, cuando la gente en las zonas urbanas no son capaces de obtener salarios suficientemente altos, ahora tienen una opción viable de encontrar medios de subsistencia en las zonas más rurales.
  10. Así, la captura del valor total de la tierra promueve un desarrollo equitativo, eficiente y adecuado, tanto en zonas urbanas como rurales.

(de El impuestos del Valor a la Tierra: la Fuente equitativa y eficiente de las Finanzas Públicas, una antología, From Land Value Taxation: The Equitable and Efficient Source of Public Finance, an anthology, editada por Kenneth C. Wenzer, publicado por ME Sharpe, Inc., Nueva York, 1999)

 

12.7 La privatización de la tierra no es necesario para aplicar la política de captura del valor de la tierra, que da cabida a una variedad de formas de tenencia a la tierra. Con un sistema de recuperación de la plusvalía de la tierra, tenencia por tribales, clanes, o bases de familias ampliadas pueden permanecer intactas, mediante la constitución de arrendamientos de las tierras comunales. La gente en las zonas rurales y en las tierras comunales pueden elegir si desea o no enviar fondos a las autoridades centrales de la captura del valor a la tierra, dependiendo si la comunidad determine que son bien atendidos por dicha autoridad.

12.8 Por ejemplo, si se trata de una cuestión de pavimentar un tramo de carretera que conduce a una aldea, los aldeanos podrían decidir si procede o no remitir los fondos para el trabajo, después de que la autoridad central, ofrece hacer el trabajo. Pero podrían determinar que podrían realizar el trabajo con su propio mano de obra y capital, tal vez con otro tipo de material que el pavimento elegido por la autoridad central. Tendrían que elegir, a través de su gobierno local, apoyado por la financiación de la captura del valor de la tierra. Esto les daría a los pueblos, esencialmente, el poder descentralizado y democrático de toma de decisiones sobre qué hacer con sus propios recursos, tanto de mano de obra como capital.

12.9 Del mismo modo, cuando un pueblo desea la energía eléctrica, podría decidir incorporarse a un sistema de red donde la corriente se genera desde la distancia, o les resulta más ventajoso establecer su propio sistemas de servicios públicos, utilizando energía eólica, solar, o pequeñas centrales hidroeléctricas adecuada a sus propias necesidades y capacidad local de generación de energía. Si una localidad determina que necesita una mejor infraestructura, por ejemplo, se puede elegir libremente a 1) la captura del valor de sus propias comunidades y enviar estos fondos a las autoridades centrales, 2) unirse con las comunidades aledañas para este fin, o 3) la provisión de la infraestructura a partir de la capacidad local.

12.10 En general, las decisiones sobre obtención y utilización de los fondos de capturar del valor de la tierra se pueden hacer de una manera mucho más descentralizada, en todos los niveles sea municipal, de aldea, de pueblo o de ciudad.

12.11 La concentración de propiedad en tierras por todo el mundo ha avanzado a un ritmo alarmante en las últimas décadas. Es esencial ahora la reforma fundamentalmente de nuestros sistemas de tenencia de la tierra y las finanzas públicas de tal manera que premia el trabajo productivo en vez de la especulación de tierras, las eficiencias de escala y una gestión cuidadosa. La combinación de estos diez beneficios de la captura de valor de la tierra puede apoyar el florecimiento de las aldeas ecológicas en las zonas rurales forjando nuevas esperanzas y una vida sostenible para millones de personas en todo el mundo.